martes, 8 de noviembre de 2011

Normal

Los sentimientos son propios del ser humano. No existe la insensibilidad en nosotros. Todos, sin excepción, amamos, o odiamos, nadie se va desde este mundo sin sentir, sin ir mas allá de la razón. Algunos son más expresivos, con los gestos, las palabras, las formas de actuar, van diciendo lo que se les pasa por el corazón, otros, simplemente guardan silencio, usan gestos neutrales y van por la vida como si nada les importara, también hay personas en el medio, personas que se pasean por los matices. Creo que todos tenemos partes en nuestras vidas en donde no compartimos sentimientos con el otro, entiéndase otro, como el sujeto con el que completamos una relación, ya sea de amistad o de pareja, entonces resulta que encontramos momentos especiales donde el otro no lo ve, sentimos la felicidad al lado, pero el otro no la siente, creemos que son minutos irrepetibles, pero el otro lo encuentra absolutamente normal, también hay ocasiones donde somos el otro. Con el pasar del tiempo puede ser que lo que nos hacía amar la vida, desaparezca, lleguen otras personas, seamos diferentes, o también puede ser que no hayan eventos mas allá (o menos acá) de lo que es natural, y el amor, en cualquiera de sus facetas, esté dentro de lo que llamamos normalidad, nada que se ubique en los extremos, ni es la felicidad plena, ni la tristeza que nos inunda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada