viernes, 24 de diciembre de 2010

Here I go again!

Aquí estoy de nuevo. Esta vez con otro nombre, con otra apariencia, con nuevas ganas. Eso es la vida, una montaña rusa, a veces queremos todo, pero hay otras veces que no vemos los días sin estar dentro de la cama, como esperando nada, entre la pereza y la desesperación. Días en que la vida se esconde, entonces no sabes si verdaderamente estás en este mundo o en otro y te tocas para ver si te sientes, y te miras y te husmeas, te halas los bellos del brazo para ver si te duele, porque el dolor es una de las señales que indican que estamos vivos.
Hoy es 24 de diciembre, me han llegado varios mensajes a mi facebook y a mi celular deseándome una noche feliz y lo agradezco infinitamente, pero me pregunto ¿Qué se hace en Navidad? ¿Tomar? ¿Comer? La celebración de este día apesta, la forma, me refiero, el fondo supongo está bien, todos estamos felices porque Jesús nace y nos vino a traer amor y paz a nuestro corazón, porque es el salvador y el hijo de Dios, pero como ustedes lo saben y yo también, esta fecha es más comercial que otra cosa, los niños declaman una novena que no entienden, la gente celebra algo que se le ha olvidado, la felicidad se logra a través de regalos materiales y nos enseñan a eso desde pequeños. Ojalá algun día esta fecha retome el sentido. ¡Bienvenidos otra vez! y ¡Feliz Navidad!

4 comentarios:

  1. Yo sabía que ese silencio no iba a durar mucho. Bienvenida otra vez...

    ResponderEliminar
  2. ¡Que estupendo regalo tenerte de vuelta! un abrazo de los mas atarbán :)

    ResponderEliminar